Bookmark Us

Agregar a favoritos:    Boletodecine.com        

Adiós al último "sex symbol" masculino Burt Reynolds

En The Last Movie Star, una de sus últimas apariciones en las pantallas, Burt Reynolds encarnaba a una exestrella en horas bajas, un macho alfa que medio siglo antes había reinado en la taquilla y en los corazones de todo el mundo. Ese actor recibía el homenaje de una panda de fanáticos que le recordaban que aunque su cine y su comportamiento fueran de otro siglo aún hay gente que disfruta de un guiño a destiempo, de una broma censurable por la corrección política y de un pecho peludo. Reynolds se estaba interpretando a sí mismo incluso cuando recordaba que durante cinco años consecutivos, de 1978 a 1982, sus películas fueron las más taquilleras. O que en octubre de 1979 se convirtió en el segundo hombre en aparecer desnudo en la portada de Playboy (ya se había desnudado en 1972 en Cosmopolitan). Y aunque quedará leyenda –Reynolds nunca ganó el Oscar, pero probablemente tampoco lo necesitó-, su cuerpo, el de Burton Leon Reynolds Jr. se apagó ayer en Jupiter (Florida) a los 82 años, de un paro cardíaco, ya que llevaba tiempo arrastrando problemas del corazón.

Su filmografía incluye películas como "Smokey and the Bandit", "Cannonball Run" y "The Longest Yard" las cuales consolidaron su carrera como actor del cine de acción con toques de comedia. Luego a cintas de acción más directa como "Sharky" y "Stick" y dramas como "Boogie Nights" que le valió una nominación al Oscar y también su paso por la infame "Striptease". Otros filmes incluyen "Hooper" y "Gator". Además de "Driven", "Mystery Alaska" y la criticada"In the Name of the King". Además tuvo un rol en la nueva versión de "The Longest Yard" protagonizada por Adam Sandler.

Nacido en 1936 en Lansing (Michigan), a inicios de los cincuenta debutó en el teatro en Nueva York y Joanne Woodward le ayudó a encontrar un agente. Sin embargo, su carrera no despegaba y trabajó de lavaplatos, como conductor de camiones, de camarero… hasta que encontró acomodo en la televisión. Y ahí demostró que tenía algo: caradura, guapo, tipo sobrado que sabía reírse de sí mismo, todo ello le hacía popular a ojos de los presentadores de programas televisivos de entrevistas, hasta el punto de que uno de sus mejores amigos fue Johnny Carson. Con casi cuarenta años, y tras haberle rechazado tres lustros antes, Hollywood le abrió sus puertas para Deliverance.

Casado dos veces, una de ellas con la despampanante actriz Loni Anderson, con la cual tuvo su único hijo. Tuvo un romance intermitente con Sally Field, con la cual se pensaba podría casarse pero esto nunca sucedió, sin embargo su química en la pantalla con esta actriz era innegable.

Reynolds pese a su estatus de chico malo (era conocido por amedrentar periodistas) también fue un gran contribuyente a crear cineastas, pues era uno de los principales auspiciadores de la escuela de cine de Florida State University.



Últimos reportajes: